25 Mayo

Publicado: mayo 25, 2012 en Uncategorized

Es hora de hablar del parking de al lado de mi casa.

Vivo en la calle St Clarens, a 2 minutos del parking del metro de Lansdowne. Es una zona residencial, con casitas de dos pisos, parques, árboles que adornan la calle, patios para hacer barbacoas. Vamos, una delicia para toda familia de clase media.

Pero una vez el sol se esfuma y el fresco de la noche llega… los lobos del parking de Lansdowne aparecen. Los coches de los trabajadores se han ido yendo a partir de las 6 de la tarde, momento en el que el parking empieza a llenarse lentamente de coches con cristales tintados, algún solitario siempre espera ansiosamente en la acera y hombres extraños se dan la mano y se susurran algo.

Sí, vivo en la zona oficial de yonkis y camellos.

Además, mi vecino de la esquina está sospechosamente siempre regando su jardín, el cual tiene vallado con una verja de 3 metros (raro en este país). Y el otro día mientras aparcábamos, unos policías hicieron una mini redada, abriendo un coche por sorpresa para encontrarse a una pareja de jovencitos haciéndose jueguecitos orales.

Sí, los lobos de Lansdowne conocen su territorio y no se van a dejar atrapar tan fácilmente.

Anuncios
comentarios
  1. Cristina (pili) dice:

    jajaja sabes lo que le ha faltado a este post??? musica emocionante:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s